17 de enero de 2011

La Razón.


-Vamos sal.
-Si, ya voy.
-Ni siquiera has dado un paso.
-Es que... no se si quiero hacerlo.
-Pero lo tienes que hacer. Por ti, por las dos.
-¿Y quien me protegerá ahí fuera?
-Tu misma. Ya no puedes esconderte detrás del grandullón de tu padre.
-Es verdad, el ya no quiere hacerlo.
-No, no quiere. Pero eso ahora no importa. No puedes quedarte quieta.
¿Recuerdas lo que te decía tu Elisi?

Mi niña que tus pies nunca se paren.
Porque si lo hacen, el te encontrará.
¿Quien abuela? El miedo, cariño.”

-Así que coge le corazón, las maletas y salta a la realidad, al mundo.
-Y tu no me acompañas?
-Si. Yo siempre iré contigo, tu blando corazón no aguantaría solo allí fuera.
  Me necesitas para soportar el dolor.
-Gracias.
-No me las des. Lo hago por las dos.

3 comentarios:

Enrique dijo...

Que chulada, esta genial este texto :D

Espero que sigas escribiendo esas cositas que salen de tu cabeza enfermiza y yo pueda seguir leyendolas para sorprenderme una y otra vez mas despues de cada una de ellas.

Un besito.

xarly dijo...

Bueno ya ke se me han adelantado no sere breve jeje cuando te conoci apenas utlizabas el blog y mutuamnete icimos los nuestros y tu ya tienes dos eres el futuro de la escritura amiga mia jeje espero ke mas gente vea lo ke yo veo a diario el talento ke tienes para escrivir de tu mente maravillosa
y na ermanita te deseo lo mejor y que tus sueños mas profundos y suculentos sean satisfechos y na te kiero muxoooo besosssss

Saronda♥ dijo...

¡¡¡Está hermoso!!! Bueno, sucede que me provocó leer el blog completo XD Escribes GRANDIOSO. Me encanta este. "El miedo te alcanzará" ¡¡¡Te sigo y espero leerte muy pronto!!!

Attt: S@rond@-