26 de enero de 2011

Ya no reparas en mí. No me tocas. No me miras. Sigo aquí. Sigo siendo yo. Aquella que buscabas todas las madrugadas bajo las mantas. La misma que sin saber como dibujaba sueños en tu espalda. Si pudieras advertir que todavía te miro.


7 comentarios:

xarly dijo...

ohhh ke raro soi el primero bueno ya te dije ke estaba xulo y lo vuelvo a decir esta xulooooooooo jeje sigue asi tk

bitelino dijo...

y ni así te hace caso??

Llegué aquí enlazando blogs, y el tuyo tiene buena pinta, echaré un vistazo con tu permiso. jeje

Un saludo!

isabella dijo...

aveces sufren ceguera momentanea.. pero cuando le regresa la vista no se dan cuenta de que puede ser demasiado tarde :)!

Mr. Rific dijo...

Dos posibles alternativas:
-hacer señales (de humo si fuera nevesario)
-mirar a otro lado (así puede que empiece a buscarte...)

Cris* dijo...

Bitelino, a menudo la rutina espanta a la pasión. Y ante eso queda poco que hacer.
Besos, espero que te guste mis pequeños agujeros;).

Isabella, la chica ya ha aguantado demasiado. Para ella el tiempo de espera se acabó.
Besitos guapa!!

Mr. Rific, el plan A ya se ha llevado a la practica y el resultado ha sido...penoso. Directamente ha pasado al plan C, olvidar y mirar hacia un lado más prometedor. Borron y cuneta nueva.
Besos.

Xana dijo...

buena suerte en la dificil tarea de olvidar
y gracias por visitar mi blog,
pasare por el tuyo a menudo vale?
un beset

Xana dijo...

buena suerte en la dificil tarea de olvidar
y gracias por visitar mi blog,
pasare por el tuyo a menudo vale?
un beset