29 de noviembre de 2011

Y entonces, tú.

Carne carbonizada. Huesos rotos. Ojos arrancados con sus propias manos. Todas y cada una de esas imagines cobraba vida dentro de su mente, cada vez que miraba a Juan. Y todas eran dibujadas en servilletas. La noche había empezado bien. Halagos, besos tímidos y roces accidentados. Hasta que llegaron al local. Su cita había pasado a ser un desfile por zorrilandia. Y no estaba celosa, pero le jodía que su chico se pasara más de media hora babeando como un besugo y encima enganchado al móvil.

Y para colmo ahora se encontraban en Mccutre a la una de la mañana. Y ahí seguía el tío, dándole a las teclas y farfullando las pocas palabras que se dignaba a dedicarle a ella.

-¿Estas segura de que no quieres tomar nada?
-Segura.
-¿A qué...? -La frase quedo en el aire. Y su paciencia empezó a esfumarse con el mismo viento.
-Juan, oye..
-Jajaja este tío es la ostia. Voy al baño un momento. ¿Me esperas preciosa? -”Solo si luego me dejas matarte a golpes con el móvil”.
-Claro -dijo con la más dulce de las sonrisas.

Liv contaba los segundos, mientras su boli seguía y seguía manchando servilletas. Y justo cuando el culo del “Tecnobabas” era dibujado sobre un campo enorme de pollas, este apareció.

-¿Qué dibujas? -al levantar la cabeza Juan no estaba. En su lugar se encontraba un empleado del lugar. A primera vista, ella solo pensó que el tío tenia algo raro. Aunque no sabia que. -Anda trae.
-Ehhh -los dibujos le fueron arrancados.
-Vaya tienes un humor... peculiar. Pero dibujas de miedo.
-Gracias. ¿Ahora me los devuelves?
-Mmm, no.
-Tienes que saber que mi novio esta a punto de volver.
-Que va, no lo creo. Lo he encerrado en el baño.
-¿Que has echo qué?
-No te enfades. Nos estaba estorbando -a cada momento la chica se quedaba más loca.
-¿Estorbando?
-Cielo, las citas son de dos. Yo no comparto.
-Sí. MI cita es de dos. Y el que sobra eres TÚ.
-Pues desde donde me encontraba claramente se veía que quien sobraba eras tú. El chico estaba muy bien acompañado con su Nokia.
-Será mejor que vayas a...
-¿A qué hora tienes que estar en casa, Julieta?
-¿Julieta? Mira tío, te equivocaste de chica. Yo me llamo Olivia y...
-Yo Eric, -se inclina sobre la mesa y le planta dos besos en las mejillas- encantado.

Era más listo de lo que se había figurado a simple vista. Liv le echa un vistazo. Su acosador tiene el pelo muy negro y contrasta con su pálida piel. Su cara se ve adornada por unas gafas negras de pasta y una barbita de varios días. No podía medir más de 1.85 y tenia una sonrisa de tonto, que ni él mismo se debía de aguantar. Y justo cuando iba a levantarse e irse, su móvil comenzó a sonar.

-¿Ves? Es mi cita, anda ves y ábrele la puerta.
-Vaaaaale -dice con las manos en el aire, señalando rendición y justo cuando acepta la llamada, su móvil se le es arrebatado- ¿Si?
-¿PERO QUE COÑO HACES? -le pide silencio con gestos y articula la palabra maleducada.
-Habla con el contestador de Olivia, la futura madre de mis hijos. Y lo más seguro es que en estos momentos estemos fabricando el primero. Sea considerado y deje su mensaje después de la señal. PIIIIIII.
-¡Tú no estas bien de la cabeza!
-Vamos que te llevo a casa.
-¿Crees que voy a subirme en el coche de un pirado? Que yo veo las noticias, chaval. Y CSI, y también crímenes imperfectos. Me las sé todas.
-Vale, cuando suba a tu casa te tiro la tele. No te hace bien. -Eric le devuelve el móvil y pone la cara de niño bueno mejor enseñada.- Tranquila no tengo coche, pero tengo bici. Y aunque tu boca diga que no, tus ojos me dicen que si.
-Hablar como un violador no te va a ayudar.

A pesar de sus pintas de fumeta. De creerse el dueño de ella y de sus decisiones. De no saber cuando cerrar la boca y de tener la extraña habilidad de sacarla de sus casillas. Olivia solo reparo en el cariño con que usaba su nombre. Jamás le habían llamado así. Y le gustaba.

“He decidido ir subiendo escenas de ellos, poco a poco. Como hago con Marc y Gula. Esta es la continuación de la historia Y entonces, tú. 
Para quien no haya leído el primer capitulo y este interesado aquí os lo dejo. Muuuuakis”

6 comentarios:

Elito's a victim dijo...

Meeeee encanta Eric. Es una pasada xD
"Te tiro la tele", dice xDD Me he muerto de la risa con él, me encanta xDDD

Cheester dijo...

Esa es la que ya vi. Me gusta lo chulo que es xD

Pues a ver si la continuas, que ya sabes que me gusta todo lo que escribes.

Te quiero mi pequeña.

Xikaakira dijo...

Me gusta esta pareja y la forma descarada de Erik!!!
Bss

Roland dijo...

Fantástico, me ha atrapado completamente, tengo que confesarte que me gusta más leerlos en el blog ;)
Pero genial, quiero más xD

Cris* dijo...

Elito's a victim: Jajaja la verdad es que la historia nacio de él. Yo estoy medio enamorada de él y su humor. Un besito.

Cheester: Si jaja es un listo. Un beso.

Xikaakira: A mi me encantan. Me alegra que te gusten. Un besito.

Roland: Jejeje por eso lo hice. Me di cuenta que cuando lo cuelgo en descarga apenas los leen. Así que supongo que por el blog resulta más comodo. Prontito tendras más jaja. Un besazo.

Cristina dijo...

Ainsss mi niñaa!!!! que no había leído aun el primer capítulo, que ando algo liada y ahora me he puesto y me tienes muy enganchadaaaaa!!!!! jijijijiji....
Sigo leyendo más arriba tocayaa!!!!! :P

Muuuaaaaaaaaaks