29 de diciembre de 2011

Y entonces, tú.

Y ahí se encontraba ella, mirando por la ventana. Esperando algo y en el fondo no sabía qué. “En unos días me pasaré por aquí” Liv recordó sus palabras con sorna. “Hace tres días ya. ¡Dios! Que tonta, ni siquiera me gusta. No, no me gusta.” Pero lo cierto era que llevaba esos tres días metida en casa. Algo le decía que aparecería.

-¿Sí? -dijo respondiendo al teléfono.
-¡Feaaaaa! ¿Te viene con los chicos?
-Mmmm no sé -de nuevo mirando hacia el portal,- no me encuentro muy bien.
-¿Y eso? En clase estabas bien. Anda vente, que Pablo a preguntado por ti.
-Ufff vaaaaale. En 10 minutos estoy debajo de tu casa.

Se enfundó unos pantalones blancos estilo moro por la rodilla. Unas Nike de los chinos y su camiseta negra rota por los cuatro costados. Agarró una magdalena para el camino y en sus oídos sonaba Oh, Lady Be Good.

-Hola pre... -chocaron, la magdalena por los suelos y Liv ya de mala ostia.
-Ten más cuidado pedaz... -su cara se tornó roja de la vergüenza y mostró su mejor sonrisa.
-Vaya y yo que creía que tenias ganas de verme.
-Perdona, no sabia que eras tú. Aunque visto lo visto, da igual.
-¿Da igual?
-¿Donde te has metido? -la chica reparó en sus vaqueros algo rotos, su camiseta negra y su pipo. Estaba para comérselo.
-Currando.
-Aaah ya...
-Bueno venga que nos vamos.
-¿Cómo? ¿Y si tengo otros planes qué?
-¿Los tienes?

Olivia le miró. Se preguntó que habría debajo de esa ropa. Luego pensó en Gea. Ella no era de las que dejaba colgada a una colega por un tío. Le echó otro vistazo a su acosador particular.

-Que guapa estas hoy ¿no? -Eric le acarició el cuello y le besó las mejillas.
-No, no tengo ninguno -”mierda”
-Genial, vamos -le agarró de la cintura y caminaron. Era la primera vez que iba así con un tío “Mmm no esta mal, me puedo acostumbrar”- ¿Y qué escuchas? -Eric le robó un auricular. Escuchó 10 segundos de canción y puso cara de poker.
-Es Ella Fitzgerald.
-Ni idea.
-Aixx cuantas cosas tengo que enseñarte pequeño
-Jajaja. Cuéntame que has hecho estos días.
-Estudiar, dibujar y... poco más. Mi vida no es gran cosa. ¿Tú?
-Trabajar, dormir y espiarte, por supuesto.
-Aaah es verdad. ¿Entonces si sabes todo lo que hago, por qué me lo has preguntado?
-Es que yo soy muy educado, cariño -rieron y Liv sin darse cuenta se encontraba agarrada a la cintura de él.   

6 comentarios:

Nicotina dijo...

Creo que vivo para esa clase de momentos, luego todo se torna abrumadoramente aburrido y mediocre, pero al principio es como volver a nacer.

Nicolás Françoise dijo...

"Y ahí se encontraba ella, mirando por la ventana. Esperando algo y en el fondo no sabía qué"

Hermosa frase. y precioso tu blog.

Au revoir

Xikaakira dijo...

Son tal para cual!!!
Feliz año!!!
Bss

Annie Montauk dijo...

Espero que 2012 venga para ti bien cargado con esa clase de momentos, de chispas... de complicidad :)

Como siempre, me encanta. ¡Un beso bonita!

Cris* dijo...

Nicotina: Los principios son tan... excitantes. Me encantan, pero yo vivo para los momentos de después. Un besazo y gracias por pasarte.

Nicolás Françoise: Muchas gracias. Espero verte más por aquí. Un besazo.

Xikaakira: Sí jaja, son un desastre al borde de un precipicio. Un besazo, feliz año nuevo.

Annie Montauk: Gracias preciosa. Yo espero que sigas con esa pedazo de imaginación y talento. Te deseo lo mejor. Un besazo guapa.

Cheester dijo...

Al final deja a los amigos por el tio uhhh mal mal :P

La frase que dice Nicolás es muy chula. Como casi todo lo que escribes.

Te quiero.